Home » Cócteles » Dry Martini, cómo se prepara y su origen e historia.

Dry Martini, cómo se prepara y su origen e historia.

Dry Martini, cómo se prepara y su origen e historia.

El origen más aceptado del Dry Martini, comienza en San Francisco en 1862. El coctel fue nombrado así al ser preparado en un hotel cercano al pueblo de Martínez en la región. La gente bebía en el hotel antes de tomar el ferry de la noche a Martínez a través de la bahía. El cóctel original constaba de 1,5 CL. de vermú dulce italiano “Martini  Rosso”, 5,5 CL  de ginebra dulce, Bulldog puede servirnos, pero nunca Puerto de Indias o similares brebajes dulzones, dos gotas de líquido de cereza marrasquino, dos gotas de Orange bitter, sacudido y servido con un toque de limón o lima y la imprescindible aceituna cruzada.dry-martini

Dry Martini, historia.

Otros situan el nacimiento del verdadero Dry Martini en  el club Knickerbocker, Club en Nueva York en la primera década del siglo XX, es decir posterior a la historia del comienzo de este post.

A partir de esa fecha, los Dry Martini se transformaron en un coctel más sencillo. Dos gotas de amargo se mezclaron con media medida de vermú francés seco y media medida de ginebra inglesa seca, agitada y servida con una aceituna.

Pero fue la prohibición y la relativa facilidad de la fabricación ilegal de ginebra que llevó al ascenso del Dry Martini, como el cóctel predominante de mediados del siglo XX. cuentan que el mismisimo presidente de Estados Unidos Franklin D. Roosevelt, se bebió un Dry Martini para celebrar el fin de la ley seca bajo su mandato.

Dry Martini, cómo se prepara.

Según el verdadero bebedor de Dry Martini, ya que el vermú se mezcla fácilmente y uniformemente con su disolvente (ginebra o vodka), un martini siempre debe mezclarse en un agitador. Los fanáticos de este coctel clásico afirman que la acción agitadora añade oxígeno a la bebida y agudiza el sabor y distribuye el vermú de manera más uniforme. Sin embargo, gracias a las películas de cine de James Bond, quien ordenaba a sus Martinis “Sacudido, no agitado”, el Martini es más a menudo sacudido en estos días.

El Dry Martini que hizo famoso James Bond es denominado “shaken”, se mezcla en coctelera para diluir el Martini. Esto consigue hacer la mezcla más suave al rebajar con el agua de los hielos la bebida final que solicitaba el señor Bond.  Otra opción llamada “stirred”  se prepara removiendo suavemente el hielo hasta enfriar la ginebra y vaso. Esto también rebaja el cóctel un poco, pero es la más habitual si no tenemos vasos fríos listos para la elaboración.

La forma de preparar este clásico coctel es muy simple. Tradicionalmente, un Martini se hace con ginebra y vermú seco blanco, aunque, recientemente, el Vodka Martini se ha convertido en mucho más popular (Gracias Sr Bond). El martini moderno estándar consta de cinco partes de ginebra o vodka y una parte de vermú, aunque pocos camareros de hoy seguirían ese modelo. Los ingredientes se sacuden o se agitan con hielo, se tensan y se sirven “directamente hacia arriba” sin hielo en un vaso de cóctel refrigerado a ser posible como ya indicamos antes, y adornado con una aceituna.

Los amantes del Dry Martini están molestos porque el vodka es ahora el licor de elección cuando la gente ordena un martini. Insisten en que se debe llamar un “Vodka Martini” o si son realmente exigentes un “Bradford” que es su nombre real. La cantidad de vermut a ser añadido es también un tema de gran debate. Cuanto menos vermú, más seco será el Martini.

Debemos tener en cuenta que es un cóctel fuerte, bien preparado no es aconsejable tomar más de dos.

Dry Martini, cómo se prepara.Dry Martini

Proporciones del Dry Martini Original:

 

  • Ginebra y vermú  4:1

Proporciones del Vodka Martini:

  • Vodka y vermú  4:1

 

Cómo preparar un Dry Martini perfecto.

  • Antes de empezar, enfriaremos bien todos los componentes: copas y  bebidas con alcohol: Ginebra o Vodka y Vermú.
  • Lo prepararemos directamente sobre la copa. Ponemos el hielo, en la copa previamente enfriada, para que no se deshaga y diluya demasiado el cóctel.
  • Añadimos la ginebra o vodka en las proporciones descritas antes.
  • Con mucha suavidad, para no mezclar, servimos el vermú.
  • Añadimos un par de aceitunas sin hueso, y removemos suavemente.

Podemos terminar la presentación decorando con la cáscara de un limón cortado en una tira que nos servirá para darle un toque cítrico si exprimimos la cáscara sobre la mezcla antes de dejarla caer en el cóctel. Esta forma de exprimir la piel del limón para soltar unas gotas se denomina twist.

Esperamos disfrutes de este famoso y sencillo cóctel.

 

 

Autor: agualuna
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies